La pensión privada debe incentivarse en la próxima reforma fiscal

La pensión privada debe incentivarse en la próxima reforma fiscal.

El pasado 19 de diciembre, el Congreso aprobó definitivamente la reforma de las pensiones que desarrolla el factor de sostenibilidad e introduce el nuevo índice de revalorización.

Pensión privada

La norma, que desvincula su actualización anual del IPC y adaptará las cuantías iniciales a la esperanza de vida desde 2019, parte de las recomendaciones de la Comisión Europea a nuestro país para garantizar la viabilidad del Sistema, amplía los cambios aprobados ya en 2011, con una reforma que incorporó el retraso gradual de la edad de jubilación desde los actuales 65 años hasta los 67 a partir de 2027.

El Gobierno prevé ahorrar cerca de 33.000 millones a la Seguridad Social los próximos ocho años. Los expertos, que ven en estas modificaciones un punto de partida, reclaman más avances, sobre todo en el marco de la pensión privada, que debería incentivarse en la próxima reforma fiscal.

En este sentido, verían positivo que la rentabilidad de los planes de pensiones (pensión privada)tributase como renta del ahorro y no como renta del trabajo en la declaración de la renta. También apostarían por una revisión de los límites a la aportación en los planes de pensión privada, que en este momento existen tanto desde el punto de vista financiero.

 

Compartir.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *